Cómo Colocar Pisos Vinílicos

Empecemos por definir qué es un piso de vinilo. Pues bien, los pisos vinílicos o suelos de PVC (es decir, de policloruro de vinilo) constituyen una alternativa de revestimiento plástico que puede usarse para renovar la apariencia de los pisos en distintas áreas. Para responder a la pregunta de dónde usar pisos vinílicos, hay quienes recomiendan emplearlos en áreas que no reciban un tránsito excesivo (como los laboratorios, por ejemplo), pero que deban mantenerse siempre limpias. No obstante, esto no debería tomarse como una máxima, ya que la realidad es que este tipo de revestimiento hoy tolera muy bien el tránsito elevado. Lo que sí convendrá tener en cuenta al pensar en dónde usar y cómo colocar pisos vinílicos es que este revestimiento se pueda dañar con elementos punzantes, y al exponerse directamente a la luz solar, puede decolorarse. Además, como no resiste temperaturas extremas, su aplicación quedaría limitada a ambientes interiores.

Más allá de las excepciones antedichas, los distintos tipos de pisos vinílicos constituyen una forma ideal para modificar el look de un espacio sin incurrir en gastos exagerados, ni en desgastantes obras. Por otra parte, entre las ventajas del piso vinílico cuenta el hecho de que tolera muy bien el contacto con el agua y la humedad, conforma una superficie cómoda para transitar y ayuda a disminuir el ruido. Adicionalmente, otra de las características beneficiosas de los pisos vinílicos autoadhesivos es que resultan de fácil colocación, pudiendo incluso quedar la tarea en manos de personal sin experiencia.

Es posible encarar el trabajo siguiendo este sencillo y somero detalle de cómo colocar pisos vinílicos. Antes de proceder propiamente a la colocación de pisos vinílicos, habrá que preparar el lugar preexistente y efectuar ciertas mediciones.

El primer paso será medir la locación donde se planea colocar el piso vinílico, y asegurarse de adquirir una superficie algo mayor de lo que resulte de la medición, para no quedarse sin material. Con respecto a dónde comprar piso vinílico, ya sabe que en Arquimac tenemos precio, calidad y un menú de variantes espectacular, con diseños de pisos de vinilo clásicos y vanguardistas. Contamos con alternativas en patrones y colores muy diversos, en diseños de gran realismo que semejan madera, piedra o baldosas.

Continuando con las pautas para la colocación de pisos vinílicos, al comienzo habrá que retirar todo el mobiliario y los equipos eléctricos que impidan trabajar con comodidad en la zona en cuestión, aunque en cambio no será necesario retirar las instalaciones permanentes. También será preciso quitar los zócalos y las bandas o molduras alrededor del marco de las puertas; y también quitar las alfombras preexistentes (si las hubiera).

Venta de Pisos Vinílicos

Los suelos de vinilo se pueden instalar en toda clase de pisos: solo hay que asegurarse que la superficie esté seca y lisa, y que sea lo suficientemente dura. En tal sentido, además de retirar el revestimiento anterior (si hubiese alguno) es importante ya sea martillar o retirar cualquier clavo o gancho que pudiera sobresalir. Si el piso de base fuese de madera o concreto, se podrá colocar suelo vinílico encima, aunque deberá considerarse que la altura resultará superior y que es posible que haya que lijar la base de las puertas para que luego cierren sin inconvenientes.

Es sabido que el piso vinílico de madera (o en otro tipo de diseños) se presenta en rollos de distintas dimensiones. Muchas veces se recomienda realizar una plantilla del piso en papel para tener mayor precisión en las medidas y facilitar la tarea de cortar el vinilo. Luego, las instrucciones sobre cómo colocar baldosas vinílicas indican que hay que preparar una subcapa que nivele el piso y ofrezca una base (de madera contrachapada) con cierta solidez para la colocación del vinilo. La subcapa se debe colocar (con engrapadora especial) y dejar reposar unos días para que se aclimate, asegurándose de concretar un alisado final.

Naturalmente no será lo mismo colocar pisos de vinilos en láminas, que baldosas de vinilo. Estas últimas deben colocarse respetando un patrón, que tendrá que iniciarse en el centro de la sala para trabajar a partir de allí, manteniendo la simetría.

Pisos Vinílicos Autoadhesivos

A continuación la colocación de pisos vinílicos autoadhesivos exige que se sigan las instrucciones del producto. Si el vinilo no tuviese pegamento, habría que colocar este último en la subcapa (y esperar unos minutos para que se fije), y luego pasar un rodillo sobre el vinilo a fin de adherirlo al producto.

En cualquier caso, antes de proceder a la colocación de los pisos vinílicos convendrá hacer que encaje con la plantilla de papel previamente realizada, usando esta última como patrón para efectuar los cortes requeridos. Esto último no es excluyente, pero ayuda a optimizar la tarea.

Una vez completada la tarea, restaría hacer alguna sugerencia sobre cómo limpiar pisos vinílicos. Para que estos suelos no se rayen, conviene tener un felpudo para limpiar el calzado antes de entrar al ambiente en cuestión, y barrer el polvo cada día. Si hubiera algún derrame de líquido, la sugerencia es secarlo al instante para que no se produzcan decoloraciones. Para la limpieza de pisos vinílicos se recomienda emplear un producto con PH neutro, usar agua tibia y un trapo húmedo bien escurrido. Por lo demás, con esta clase de revestimientos para pisos no es necesario encerarlo.